BUDDY PROGRAM: “STUDENTS HELPING STUDENTS”

Laura Hernández Rodríguez

Voluntaria en Erasmus Student Network Salamanca


Desde que en 1989 naciera la Asociación Erasmus Student Network, son ya muchos los estudiantes que se han beneficiado de uno de sus proyectos más importantes, el Programa Buddy. Pero empecemos por el principio, ¿qué es Eramus Student Network y qué representa?


ESN es una asociación internacional sin ánimo de lucro que nació como un proyecto asociado al programa europeo de intercambio universitario Erasmus. Su misión principal consiste en servir de centro de conexión y representación de todos los estudiantes internacionales. Actualmente tiene presencia en más de 480 universidades de 37 países europeos distintos y cuenta con 14500 voluntarios que trabajan bajo el lema de “estudiantes ayudando a estudiantes”. Y es aquí donde el Programa Buddy cobra su importancia. 


Para que la experiencia Erasmus sea lo más enriquecedora posible, no solo es necesario que el estudiante se sienta integrado académicamente en su universidad, sino también socialmente en su ciudad de destino. El programa Buddy se encarga de asociar a cada uno de ellos, en función de diferentes criterios lingüísticos y afinidades, una persona que se ocupará de ayudarles a adaptarse a su nueva vida académica y social española, a conocer multitud de personas de diferentes países, y a aprender el dominio del idioma. 


Este fue el caso de Anna, procedente de Alemania y estudiante de Filología, que decidió inscribirse en el programa al llegar a Salamanca. Al preguntarle por las ventajas del mismo, se ríe mientras su cara refleja una mezcla de desesperación y agradecimiento. Desesperación al recordar el miedo que sintió al principio cuando no sabía si tendría que pagar tasas universitarias extras, o la confusión al encontrarse con una ciudad repleta de ranas. Pero agradecimiento también por la ayuda que le prestó su buddy, Juanan, no solo con diferentes trámites, como podía ser hacerse el carné universitario, sino también por enseñarle nuestras costumbres y cultura. Para Ana, lo más importante es que esa persona que sirve de contacto permanente durante su estancia “sabe de todo, y es  un punto de conexión con otros estudiantes Erasmus”. Además subraya las ventajas de poder comunicarse en su propio idioma con alguien que le ayude a expresarse en español, y que comparta aficiones y hobbys. Al igual que hizo su buddy Juanan, afirma que cuando vuelva a Alemania le gustaría participar en el programa para ayudar a otros estudiantes; mientras tanto, los dos seguirán compartiendo conocimientos y tardes de fútbol animando al Real Madrid.

 

 

Laura Hernández Rodríguez

Voluntaria en Erasmus Student Network Salamanca

 

Escribir comentario

Comentarios: 0