Mi experiencia Erasmus +: descubrir España

Bárbara Mateiro

Máster en Gestión y Planificación en Turismo Universidad de Aveiro, Portugal

 

¡Hola a todos! Me llamo Bárbara Mateiro, tengo el Máster en Gestión y Planificación en Turismo de la Universidad de Aveiro, Portugal. He tenido el gran honor de hacer un voluntariado europeo en la Escuela Oficial de Idiomas de Salamanca. En este post os voy a hablar un poco de mi experiencia Erasmus + en España.

 

Desde mi niñez siempre tuve la ilusión de conocer el mundo, la gente, las diferentes culturas, los idiomas, la gastronomía, los lugares más inexplorados… entre muchas otras cosas. La verdad es que tengo que admitir que este “bichito” me ha venido de mi padre, que cuando era niña me contaba sus fantásticas aventuras en alta mar y en los pueblos portuarios con increíbles y fascinantes detalles de paisajes, culturas, costumbres, gentes y condiciones meteorológicas. Además, desde muy niña, siempre viajé mucho por España porque mis padres tenían y siguen teniendo una empresa de transportes de mercancías. Me acuerdo como si fuera hoy de que siempre que podía ir con mis padres a Madrid me encantaba hacer muchísimas preguntas; este país me fascinaba. Así que decidí hacer Erasmus + en España. 

 

En 2014 hice mi primer Erasmus + con la vertiente estudios en la Universidad de Alcalá. Estuve seis meses allí, una ciudad llena de encantos. Esta experiencia al inicio fue difícil ya que era la primera vez que estaba tanto tiempo lejos de mi casa, mi familia, mis amigos y mis animales. Sin embargo, fue allí donde empecé a estudiar castellano, un poco más sobre España y sus mejores destinos turísticos y a hablar con la gente, que era increíblemente simpática y paciente con los extranjeros y estudiantes. Me encantaba sentarme en uno de los bancos de la Plaza de Cervantes y mirar a la gente caminando de un lado para el otro, su energía, y su forma de estar y de ser, tan diferente de la de los portugueses. Además, me fascinaba viajar, con mis amigas Erasmus, por las cercanías de la ciudad para descubrir más sobre la cultura de la gente de las provincias de Madrid y Castilla la Mancha.

 

Un año y medio más tarde, en 2016, y con una gran voluntad de conocer más sobre España, su gente, su cultura y su estrategia turística, hice Erasmus +, vertiente prácticas. Estuve de prácticas en la Oficina de Turismo de Salamanca y al mismo tiempo estudié español en la Escuela Oficial de Idiomas, una actividad fundamental para integrarme en el país. Los dos primeros días en la ciudad fueron muy malos. Sentía que no estaba en el lugar apropiado y que había cometido un error al haber elegido esta ciudad. No obstante, fue en el curso de las prácticas en la Oficina de Turismo donde empecé a conocer mejor la ciudad, su cultura, su historia, sus gentes y su gastronomía. Poco a poco me iba enamorando inconscientemente de la ciudad, de su gente cerrada pero sincera, de su historia casi infinita, de sus maravillosos monumentos e interesantes museos, de la pluriculturalidad y plurilingüismo de sus visitantes y de sus costumbres basadas en siglos de historia. Aprendí mucho sobre el turismo, no sólo de Salamanca sino de toda España, ya que la Oficina de Turismo de Salamanca ofrece información turística de Salamanca, de Castilla y León  y de casi toda España. Allí confirmé una vez más el porqué de haberme enamorado del área del turismo, basada en personas, en sonrisas, en sueños y en los descubrimientos de los lugares que fueron y son suyos y forman parte de la cultura de las personas. Esta experiencia me marcó también por el hecho de poder compartirla con verdaderas amistades que hice dentro y fuera de la Oficina de Turismo. Tengo que agradecerles a mis chicas, compañeras de prácticas en la Oficina, todos los buenos momentos juntas, a mis dos compañeras de piso todas las sonrisas, a mis compañeros de trabajo que, sin duda, me hicieron sentir mejor que en casa, y a mi Profesora de español, Vega, que me ha dado todo el cariño que necesitaba recibir en el tiempo que estuve lejos de casa.

 

Completamente enamorada de Salamanca y con la duda de si me gustaría dar clases, busqué otras oportunidades Erasmus+ para volver a España. Descubrí el Servicio de Voluntariado Europeo, que es un programa del Erasmus+, que permite a los jóvenes (de 17 a 30 años) ir a otros países europeos o países asociados vecinos con todos los gastos pagados, hasta un máximo de 12 meses. De entre los proyectos que había, elegí el proyecto de la Escuela Oficial de Idiomas, que está relacionado con la educación.

 

En el ámbito de este proyecto he pasado 5 meses en Salamanca y haciendo diferentes tareas, como por ejemplo, dar clases de conversación en portugués, ayudar en la biblioteca de la escuela, gestionar el Facebook del proyecto (al que por cierto podrían dar un ‘me gusta’ - https://www.facebook.com/proyectosdevoluntariadoeoisalamanca/), contestar a los correos sobre este, buscar páginas web para facilitar el aprendizaje de los estudiantes o/y preparar talleres de difusión de la cultura portuguesa, entre otras cosas.

 

Cuando llevaba sólo dos meses de voluntariado ya me di cuenta de que el SVE me estaba ofreciendo un montón de beneficios personales y profesionales. A nivel personal me ha dado la oportunidad de volver a cambiar el chip, más independencia personal y financiera, más capacidad de iniciativa, más autoconfianza, más sensibilidad y consciencia intercultural y más oportunidades para conocerme a mí misma y mis capacidades. A nivel profesional, me ha permitido desarrollar mis capacidades lingüísticas, no sólo del español, sino también del inglés e incluso del portugués. Además, he mejorado mis capacidades de comunicación, mi capacidad de trabajo en equipo y mi capacidad de ampliar mi red de contactos.  

 

Por último, quiero dejar el mensaje de que si estás leyendo esto y si tienes la oportunidad de hacer un Erasmus +, hazlo. Es una experiencia de pocos meses, pero seguramente va a cambiar tu vida.

 

Bárbara Mateiro

Máster en Gestión y Planificación en Turismo

Universidad de Aveiro, Portugal