Cuando la oratoria hace que pensemos en Europa

 

Equipo ganador del torneo internacional de debate VIII Centenario

 

Hace tan sólo unas semanas tuvimos la oportunidad de participar de nuevo, en el torneo de debate en formato académico Europe Direct Salamanca donde por primera vez participaban equipos internacionales con motivo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca.

 

La pregunta que se debatió en el torneo fue “¿Es el Espacio Europeo de Educación Superior una historia de éxito?”. Sin duda un tema muy adecuado no sólo por la transcendencia y repercusión que la historia de este compromiso educativo ha tenido para los países que lo integran, sino también porque nos ha permitido conocer las diferentes visiones que tienen los estudiantes de países como Portugal, Italia o Francia, que han participado en este torneo.

 

Nuestro paso por esta experiencia, al igual que por la edición anterior del mismo, ha sido tremendamente satisfactoria. Poder reunirnos con conocidos y amigos de otras facultades, así como, conocer a otros nuevos estudiantes que comparten con nosotros el amor por el debate y la oratoria, son las razones por las que decidimos volver a este torneo por segunda vez, y que hacen que nos llevemos un grato recuerdo del mismo.

 

A mayores, los temas que estas preguntas tocan, son temas de actualidad que nos afectan a todos como ciudadanos de la UE, y que nos permiten estar mejor informados y crearnos una opinión más crítica y contrastada del contexto actual.  Pero estos no son los únicos beneficios que obtenemos de estos torneos, ya que en estas competiciones de debate aprendemos y mejoramos multitud de destrezas, útiles tanto para la vida diaria, como académica y laboral. La capacidad de oratoria en público,  aprender a estructurar discursos, saber investigar y encontrar información, el trabajo en equipo, pensamiento abierto y crítico, son tan solo algunas de las habilidades que se desarrollan gracias a estas iniciativas. Estas destrezas que  son útiles para nosotros tanto hoy, como en el día de mañana, pueden marcar la diferencia en aspectos tan claves como conseguir un puesto de trabajo. Desde luego no a todo el mundo le ayudaran igual estas habilidades en su futuro profesional, pero lo que sí esta claro es que nunca viene mal implementarlas, y más si es en un mundo tan maravilloso como es el del debate, en el cual al final vives la verdadera experiencia universitaria.

 

Como debatientes y club de debate, no puede faltar el entusiasmo que sentimos al ver que desde niveles como es el del centro Europe Direct se intenta impulsar este tipo de actividades y se busca darle la importancia que realmente debería tener en la vida estudiantil y en las universidades. Nosotros como equipo, formadores y club seguiremos trabajando mucho para que siempre siga vivo el espíritu de debate, pero también es de agradecer este tipo de iniciativas como es la del torneo Europe Direct.

 

Para terminar este post, poco más que decir que estamos encantados de haber podido participar tanto en esta edición como en la anterior y esperamos poder volver en futuras ocasiones. Animamos a todos los que lean estas palabras que si no conocen lo que es el debate, que se animen a conocerlo y participar, ya que seguro que no se arrepentirán.

 

 

 

 Alberto Martín Bejarano,

Patricia Lerma Escudero,

Javier Villanueva Coca,

Javier Pesos Rodríguez,

Jorge Hernández Hernández,

integrantes del equipo ganador del debate internacional VIII Centenario.