Prácticas a 600km de distancia

Paula Salom, alumna del máster en sistemas de información digital de la USAL

 

Cuando llegué a Salamanca a principios de septiembre para hacer el máster estaba completamente perdida; una nueva ciudad, nuevas metas y una gran incertidumbre de lo que pasaría a lo largo de este año. Para poder situarme mejor en la universidad hice una cosa que no había hecho en mi anterior universidad; ir a las jornadas de bienvenida. Allí fue donde descubrí Europe Direct Salamanca. Al conocerlos ya de su sede en València, no dudé en acercarme y saber un poco más sobre ellos. Tras una corta charla, me fui con una sonrisa, un par de folletos y las ganas de hacer las prácticas en ese centro.

 

Cada vez quedaba menos para empezar mis prácticas y, un mes antes de empezarlas, todo se paralizó; se declaró el estado de alarma y se suspendió toda actividad universitaria.

 

Al principio había muchas preguntas que los nervios no dejaban responder; ¿podremos hacer las prácticas? Si vuelvo a casa, ¿perderé la oportunidad de estar en el centro?¿Se pueden hacer online? Por suerte, un día llegó la respuesta, podíamos hacer las prácticas desde casa. No podría estar en el centro pero, ¿quién dijo que no podría ambientar mi cuarto para que lo pareciera? Solo necesitaba coger algunas identificaciones de encuentros europeos en los que había participado, una taza que me regalaron en uno de los encuentros, mis post-its et voilà! Ya tenía “mi oficina europea”.

 

He tenido dos tareas principales, recopilar noticias de prensa sobre la respuesta de la UE a la crisis del COVID-19 y creación de contenidos para Tiktok.

 

La tarea de la prensa puede parecer tediosa, pero ha sido de lo más interesante. Se puede ver cómo ha evolucionado la situación desde los primeros meses a cómo se han ido estableciendo medidas pertinentes para reducir el efecto en la sociedad europea. Ha sido una tarea de documentalista clásica, que me ha llevado a los años de carrera y me ha hecho recordar lo mucho que me gusta esta profesión.

 

La parte que ha sido todo un descubrimiento y a la vez muy divertida de hacer ha sido crear contenido para tiktok. Puede parecer fácil, pero antes de usar la aplicación, uno se tiene que sentar delante de ella, estudiarla, conocer el contenido que gusta y, sobre todo, saber cómo trabajar con ella. Por suerte, el centro tenía un concurso en marcha y era la mejor ocasión para crear contenido. Convertí mi casa en “mi estudio”, grabé mil veces el mismo vídeo hasta que quedara bien, y tras muchas risas y errores, creé dos vídeos promocionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Podría explicar algunas cosas sobre mi experiencia al teletrabajar en prácticas, pero mejor si os dejo un tiktok que os lo explique:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ha sido una experiencia diferente, en la que aprendes tanto el trabajo de un centro de documentación como a saber trabajar desde casa. 

 

 

Paula Salom Ubierna,

Alumna del máster en sistemas de información digital